Compuestos orgánicos volátiles (COVs o VOCs)

mar 22 • Atmósfera, MedioambienteNo hay comentarios

¿Qué son los compuestos orgánicos volátiles?

Los compuestos orgánicos volátiles (en adelante COVs) también se conocen en la literatura inglesa como Volatile Organic Compounds (VOC’s).

Los COVs son sustancias químicas orgánicas cuya base es el carbono y se evaporan a temperatura y presión ambiental generando vapores, que pueden ser precursores del ozono en la atmósfera. Además del carbono es posible hallar en su composición
hidrógeno, flúor, oxígeno, cloro, bromo, nitrógeno o azufre. Poseen
propiedades volátiles, liposolubles, tóxicas e inflamables (en sus acepciones de riesgos). Por otra parte son muy buenos disolventes y muy eficaces para la disolución de pinturas, y para el desengrase de materiales.

Algunos de estos COVs son:

  • butano
  • propano
  • xileno
  • alcohol butílico
  • metiletilcetona
  • acetona
  • etilenglicol
  • tricloroetileno
  • clorobenceno
  • limoneno

¿Dónde se encuentran los COVs?

Los COVs proceden de distintas fuentes naturales y artificiales, aunque su mayor producción se realiza en actividades industriales. Algunas de los principales preparados que contienen COVs son:

  • Pinturas y barnices con base disolvente
  • Disolventes
  • Pegamentos
  • Dispersantes
  • Agentes desengrasantes y limpiantes

Entre las sustancias naturales podemos encontrarlo en:

  • Disolventes biodegradables (limoneno procedente de los cítricos)
  • Emisiones generadas por los vegetales

Actividades donde es posible encontrar COVs

  • Pinturas y barnices
  • Industria del calzado (por las pinturas, disolventes y pegamentos)
  • Industria siderúrgica (desengrasado de piezas utilizando disolventes)
  • Industria de la madera (disolvente de lacas y barnices: trementina, tolueno)
  • Industria cosmética (como dispersante)
  • Industria farmacéutica
  • Industria de la limpieza en seco
  • Artes gráficas…

En cualquier actividad donde se empleen fundamentalmente disolventes orgánicos es susceptible de generar VOC’s.

Importancia de los COVs (VOCS)

Son importantes tanto desde el punto de vista de la prevención de riesgos laborales como desde el punto de vista medio ambiental.

Desde la perspectiva medio ambiental

Tienen una doble vertiente aparentemente contradictoria, por un lado como destructores del ozono estratosférico y por otro lado como precursores del ozono troposférico.

Como destructores del ozono, los Compuestos Orgánicos Volátiles pueden influir en la degradación de la capa de ozono como son el

1,1,1-tricloroetano y el tetracloruro de carbono. El protocolo de Kyoto y de Montreal contemplan actuaciones para disminuir las emisiones de estos compuestos a la atmósfera de manera que se evite su efecto sobre el ozono estratosférico.

Como precurosres del ozono troposférico se producen como consecuencia de su reacción con los óxidos de nitrógeno presentes en la atmósfera y la luz solar. Se producen una serie de reacciones químicas que provocan formación de ozono a nivel del suelo. Estas reacciones son mucho más intensas en presencia de luz solar que es la que necesitan para producirse. A este fenómeno se le conoce como smog fotoquímico creándose atmósferas ricas en ozono de un color marrón – rojizo. El ozono es perjudicial para los seres humanos y las plantas, pues puede provocar graves daños respiratorios. A consecuencia de esto, en todo el territorio español existen redes de alerta a la población por contaminación de ozono. Por ejemplo, en el caso de la ciudad de Alcoy son niveles que se mantienen muy vigilados dado que la industria textil de la zona tradicionalmente ha utilizado tintes y disolventes ricos en estos compuestos, generando emisiones difusas a la atmósfera.

La evitación del smog fotoquímico se consigue a partir de la reducción de las emisiones de óxidos de nitrógeno y de los compuestos orgánicos volátiles. Sobre todo, los picos de ozono se producen en verano por el incremento de la radiación solar, la disminución del movimiento de aire creando atmósferas más confinadas en las ciudades y lugares de emisión.

Desde el punto de vista de la prevención de riesgos laborales

Los efectos de los COVs se producen tanto a largo como a corto plazo. La principal vía de entrada es la inhalatoria pues como se ha mencionado más arriba producen con facilidad vapores que son fácilmente inhalados. La otra vía de entrada es por contacto, de manera que la piel de las personas puede quedar impregnada de estas sustancias.

Estos compuestos son liposolubles almacenándose en distintos puntos del cuerpo humano, gracias a su afinidad con las grasas. Esto provoca que se vayan bioacumulando, aunque sus metabolitos (productos de degradación) sí se pueden eliminar fácilmente porque son hidrosolubles.

Entre los efectos que pueden tener son:

  • Efectos psiquiátricos: irritabilidad, dificultades de concentración…
  • Problemas en el aparato respiratorio
  • Algunos de los compuestos orgánicos que generan COVs además son carcinogénicos (como el benceno)

Otro aspecto a tener en cuenta es el riesgo de explosión y de inflamabilidad.

El origen natural de los compuestos orgánicos volátiles (COVs)

Una gran parte de los compuestos orgánicos volátiles presentes en la atmósfera proceden de un origen natural tanto de la descomposición de la materia orgánica (como el metano), por los rumiantes (el metano también), y de origen vegetal como los aceites esenciales y las saponinas constituidas por terpenos.

Otro de los compuestos de origen natural más abundantes en la atmósfera, es el isopreno, molécula que se origina en las plantas y cuya función es alterar la floración de las especies vecinas. Los terpenos también son producidos por las plantas con este fin.

Los compuestos orgánicos volátiles de origen biogénico (COVB’s) se producen en grandes cantidades y la función que poseen no está muy clara. Por un lado se piensa que se producen al aumentar la temperatura externa de manera que serían una respuesta al incremento de la temperatura ambiental para proteger las membranas vegetales. De este modo, el aumento de los COVB’s se vería influido por el cambio climático global, y también por el incremento de la concentración de CO2 al incrementar éstas su biomasa.

Al parecer otro de los efectos de los COVB’s es la modificación del clima a nivel local y regional. Existen datos que apuntan hacia los dos sentidos, por un lado contribuyen a enfriar la atmósfera local gracias a la formación de núcleos de condensación que enfriarían la atmósfera circundante; pero por otro lado existen estudios que indican que pueden generar efecto invernadero a la misma escala. Deben realizarse más estudios orientados a determinar esta influencia.

BIBLIOGRAFÍA

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

« »