Home / Química / ¿Qué es el ATP?

¿Qué es el ATP?

El ATP, la molécula que siempre aparece en casi todas las reacciones bioquímicas de los seres vivos: glucólisis, ciclo de Krebs,… en todas aparece el ATP y su compañero inseparable el ADP pero…

¿Qué es ATP?

El ATP (no, no es la liga masculina de tenis) es el nucleótido adenosina trifosfato y es el intermediario rico en energía más común y universal. Como indica su nombre está formado por un grupo adenosina (adenina +  ribosa) y un grupo trifosfato.

ATP
ATP – Adenosín trifosfato

La característica principal es que los grupos fosfato del ATP es que las tres unidades de fosfato se repelen electrostáticamente entre sí  debido a que los átomos de fósforo están cargados positivamente y los de oxígeno negativamente.

¿Qué quiere decir que se repelen electrostáticamente? Pues que se comportan cuando intentamos juntar dos imanes por ambos polos positivos, o por ambos polos negativos: polos opuestos atraen, polos iguales se repelen.

¿Cómo almacena la energía el ATP?

Para mantener unidos los fosfatos en un grupo trifosfato hace falta mucha energía, concretamente 7,7 kcal de energía libre por mol de ATP, que es la misma cantidad de energía que se libera cuando el ATP se hidroliza a ADP, es decir, cuando pierde un grupo fosfato por acción del agua.

Si volvemos a la analogía del imán anterior, pensemos en dos imanes encarados por su polo positivo unidos por cera. Mientras la cera está perfectamente sólida, los imanes siguen unidos pero si calentamos esta cera, estos dos imanes rompen el enlace que los tiene unidos y se separan liberando energía. Por tanto, podemos decir que la energía se almacena en la cera que es el enlace de ambos imanes.

En el caso del ATP, la energía se almacena en el enlace que mantiene unidas las moléculas de fosfato, que son enlaces pirofosfato, llamados también enlaces anhídrido o enlaces de alta energía.

¿Cómo cede la energía el ATP?

El ATP cede su grupo fosfato terminal de gran contenido energético a un gran número de moléculas aceptoras como los azúcares, aminoácidos y nucleótidos. Cuando el ATP cede su grupo terminal se convierte en ADP (adenosíndifosfato) y libera un grupo fosfato que se enlaza en la molécula aceptora. Este proceso se llama fosforilación.

La fosforilación aumenta el nivel de energía libre de la molécula aceptora y así puede reaccionar exergónicamente en reacciones bioquímicas catalizadas por enzimas.

Una reacción es exergónica cuando la variación de la energía libre de Gibbs (ΔG es negativa). La ΔG de la hidrólisis de ATP es de -7,7 kcal.

¿Cómo se crea el ATP?

La formación de ATP se realiza por la fosforilación del ADP gracias a la acción de la arginina fosfato y la creatina fosfato que actúan como reservas especiales de energía química para la rápida fosforilación del ADP.

Tanto a la creatina fosfato como a la arginina fosfato se les conoce como fosfágenos, y en la reacción está implicada la enzima transfosforilasa. Como curiosidad, mientras que la creatina fosfato se encuentra sólo en vertebrados en los invertebrados es la arginina fosfato la más frecuente.

Bibliografía:

  • Eckert, R, Randall D, Augustine G. Fisiología animal. Mecanismos y adaptaciones. 3ª edición. Editorial Interamericana – McGraw-Hill.

About G. Costas

Licenciada en Biología con las especialidades ambiental y marina por la Universidad de Alicante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *