Home / Biología / La increíble cueva con luces de origen inesperado

La increíble cueva con luces de origen inesperado

En Waitomo, Nueva Zelanda, existe un lugar increíble. Una cueva caliza llena de luces brillantes con un origen inesperado: gusanos brillantes gracias a la fosforescencia que le da un aspecto muy especial.

El gusano responsable de este aspecto tan luminoso es Arachnocampa luminosa, la larva de una mosca conocida como titiwai entre los maoríes (que proyecta sobre el agua) o mosquito del hongo en español.

Esta cueva ha sido fotografiada maravillosamente por Shaun Jeffers en estas maravillosas fotografías. (Al final del artículo os explicamos mucho más sobre este asombroso gusano).

Se observó por primera vez en Nueva Zelanda, en una mina de oro en la región de Thames, dándosele el nombre de Bolitiphila luminosa. En la actualidad, el nombre de la especie es el que hemos nombrado antes.

Ciclo de vida de Arachnocampa luminosa

Las larvas de este mosquito son carnívoras y emplean la bioluminiscencia para atraer a las presas a sus nidos. Los huevos son depositados directamente sobre las paredes de la cueva. Cuando la larva nace, empieza inmediatamente a brillar. La larva es cilíndrica y suele medir al eclosionar entre 3 y 5 milímetros de largo. Durante su etapa larvaria alcanzará entre 3 y 4 centímetros en varios meses.

Así se ven los hilos de seda con detalle.

Las larvas pueden moverse por la superficie de la cueva antes de encontrar la zona ideal para construir su capullo de seda. La mayor parte de las larvas, emergen durante la primavera.

La larva fabrica un nido de seda en el techo de la cueva y deja colgando 30 hilos de seda que contienen pequeñas gotitas pegajosas. Sus presas, que normalmente incluyen otros dípteros como mosquitos pero también cuando viven en grupos pueden atrapar arañas y otros invertebrados no voladores. Cuando la presa queda atrapada, la larva la ingiere viva.

Después de cinco estadios larvales,  la larva quedará suspendida sobre un hilo largo y se mantendrá durante 24 horas. La fase pupal dura aproximadamente dos semanas. Durante este tiempo, la pupa sigue brillando, aunque los machos finalmente pierden su brillo.

Los adultos que eventualmente emergen son malos voladores y generalmente lo hacen durante el invierno. Suelen vivir hasta 76 horas en el caso de las hembras y hasta 96 horas en el caso de los machos. Las hembras generalmente ponen más de 100 huevos y los huevos eclosionan después de aproximadamente 20 días. 

Las fuentes de mortalidad de los gusanos luminosos incluyen la depredación por parte de opiliones (incluidos los opiliones de patas cortas, Hendea myersi cavernicola y  patas largas, Megalopsalis tumida), hongos parásitos (Tolypocladium sp.) Y posiblemente el canibalismo cuando los adultos se enredan en otros hilos de seda de larvas.

Bioluminiscencia que da belleza a las cuevas

Las larvas de esta especie brillan para atraer a las presas a sus hilos de seda. El brillo se produce gracias a la enzima lucifersa que actúa sobre una molécula pequeña de luciferina, al igual que sucede en otras especies. La luciferina de esta especie tiene similitudes con la de las luciérnagas pero la enzima es bastante diferente.

La luminiscencia se produce en los órganos excretores conocidos como tubos de Malpighi en el abdomen.  

Tanto la pupa como el adulto también tienen bioluminiscencia aunque su propósito no está muy claro, podría ser para atraer a la pareja pero también podría ser que simplemente se produce porque la metamorfosis no altera los tubos de Malpighi.

A veces lo más inesperado es de una sorprendente belleza.

About G. Costas

Licenciada en Biología con las especialidades ambiental y marina por la Universidad de Alicante.

Un comentario

  1. León Rolando Escudero Vidal

    Estos insectos brillantes abundan e la Sierra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

La newsletter de cienciaybiologia

¿Qué voy a encontrar aquí?

 

Introduce tu e-mail aquí: