El sistema solar y la Tierra

tierra sistema solar
La tierra en el sistema solar

El sistema solar se encuentra inmerso en una galaxia es la vía Láctea que está formada por entre 200.000 y 400.000 millones de estrellas. En el sistema solar se encuentra ubicada la Tierra, el planeta en el que vivimos y tiene una configuración muy estudiada. En este post te damos la dirección completa del sistema solar (y de la tierra), cómo está formado y qué ocurrirá cuando muera el Sol.

¿Qué es el sistema solar?

El sistema solar es un conjunto de objetos celestes formado por una única estrella, el Sol, y 8 planetas junto con otros objetos celestes que veremos a continuación, que giran alrededor de él.

La diferencia fundamental entre el sol y los planetas es que los planetas son incapaces de crear reacciones de fusión nuclear.

Composición del sistema solar

El sistema solar está compuesto por:

  • 1 estrella: el Sol.
  • 8 planetas conocidos
    • Mercurio, Venus, Tierra, Marte, Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno
  • 5 planetas enanos
    • Plutón, Ceres, Eris, Makemake y Haumea
  • 32 satélites
  • Cinturón de asteroides
  • Nube de Oort
  • Cinturón de Kuiper
  • 3.153 cometas conocidos
  • Polvo, gas atómico y molecular.
tierra sistema solar
La tierra en el sistema solar

El origen del sistema solar

El sistema solar se originó hace 4.600 millones de años y para explicar su origen hay varias teorías. La más aceptada es la hipótesis nebular. Esta explica que el sistema solar se formó a partir de una nube interestelar de gas y polvo muy densa cuya masa por gravedad se fue concentrando en el centro, dando lugar al Sol. El resto de la materia se fue distribuyendo formando un disco protoplanetario dando lugar a los protoplanetas que han evolucionado hasta los planetas que conocemos hoy.

¿Dónde se encuentra el sistema solar?

Tal y como hemos comentado al inicio del artículo, el sistema solar está en la Vía Láctea pero si quisiéramos dar su dirección completa (extraída de la Wikipedia):

El sistema solar se ubica en la actualidad en el Grupo Local, en la Vía Láctea, y dentro de ésta en el disco de la vía láctea, en la  nube Interestelar Local que se halla en la Burbuja Local del brazo de Orión, de la galaxia espiral Vía Láctea, a unos 28 000 años luz del centro de esta.

Wikipedia
Imagen de De Piquito veloz’s screenshot, labeled in spanish by Piquito veloz – Esta imagen fue creada con Celestia., CC BY-SA 4.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=108068887

¿Esto qué quiere decir?

Que en el universo hay una zona llamada Grupo Local donde se encuentra la Vía Láctea junto con otras muchas como la galaxia de Andrómeda.

La Vía Láctea es una galaxia que tiene forma de espiral y en la que actualmente se han descrito tres partes principales: halo, disco y bulbo. El halo es una estructura que envuelve la galaxia y que tiene una baja cantidad de estrellas. El disco es la parte de la galaxia que más gas tiene y donde se encuentran las estrellas jóvenes, ya que todavía se dan mecanismos de formación de estrellas. El bulbo sería el centro de la galaxia y donde está la mayor densidad de estrellas y donde parece que hay un agujero negro llamado Sagitario A.

En el disco de la vía láctea se han identificado 4 brazos de los que dos son brazos principales: el brazo de Perseo, el Escudo – Centauro y otros dos brazos secundarios, uno el brazo de Sagitario y otro el brazo de Norma.

Dentro del brazo de Sagitario, se encuentra el brazo de Orión que es un brazo secundario entre el brazo de Sagitario y de Perseo. Se llama así porque está muy próximo a la constelación de Orión, y en este brazo es donde se encuentra el sistema solar.

Dentro del brazo de Orión se encuentra la Burbuja Local que es una cavidad que contiene diferentes regiones, una de ellas es la Nube Interestelar Local, a donde llegó el sistema solar hace 44 000 y 150 000 años. El sistema solar sigue viajando y se estima que permanecerá entre 10.000 y 20.000 años en esta zona.

En esta Nube Interestelar Local también se encuentran otras estrellas como Alfa Centauri (que realmente es un sistema estelar formado por tres estrellas y el más próximo a nuestro sistema solar), Vega y Arturo. Arturo es la estrella más brillante del firmamento y Vega es la segunda más brillante en el hemisferio Norte.

El Sol

El Sol es la estrella sobre la giran todos los objetos del sistema solar y le da nombre. Se formó hace 4.600 millones de años y se encuentra una distancia de la Tierra del unos 150 millones de kilómetros.

Como podemos ver en la imagen anterior, la proporción del tamaño del astro rey en relación a la Tierra es que es enorme. Sin embargo, en comparación con otras estrellas se considera una estrella enana pese a su diámetro de 1.391.016 km. Por ejemplo, el diámetro de la Tierra es de 12.742 km.

Es una esfera casi perfecta de plasma que emite una gran cantidad de luz y calor que permite que se desarrollo vida sobre la Tierra y determina también su clima.

El sol rota sobre sí mismo en sentido antihorario (al contrario que las agujas del reloj) y el tiempo es de aproximadamente 28 días.

El Sol emite gran cantidad de energía por las reacciones de fusión nuclear que ocurren en su superficie que está compuesta fundamentalmente por Hidrógeno (75% aprox), Helio (25% aprox) y otros elementos (como carbono, oxígeno, hierro, casi todos los elementos químicos de la Tierra se han encontrado en el sol). Esta cantidad de hidrógeno es la responsable de que se produzca la fusión nuclear y que da lugar a otros elementos más pesados que el hidrógeno.

La muerte del Sol

Llegará un momento, dentro de miles de millones de años, en el que el Sol estará compuesto por Helio ya que el Hidrogeno se habrá agotado, habrá empezado a enfriarse y a expandirse y se convertirá en una estrella gigante roja. Será tan grande que sobre pasará la órbita de la Tierra donde ya no habrá vida. El siguiente paso del Sol será expulsar el gas formando una nebulosa planetaria y quedando el núcleo convertido en una enana blanca. Una vez que se enfríe totalmente dará lugar a una enana negra.

Los planetas

Los planetas del sistema solar se clasifican en dos tipos: interiores, también llamados planetas terrestres o rocosos y los exteriores, también llamados planetas gaseosos o planetas jovianos.

Los planetas interiores o terrestres van de Mercurio a Marte y son los que más cerca están del Sol. Son planetas compuestos principalmente por roca y metal.

Los planetas exteriores o jovianos van de Júpiter a Neptuno y ambos están separados por el cinturón de asteroides. Los dos planetas más grandes son Júpiter y Saturno ya que los planetas exteriores son más grandes que los interiores y son planetas compuestos por hielo y gases. Urano y Neptuno se llaman gigantes helados porque su composición principal es agua congelada, amoníaco y metano.

La Luna y los satélites

Tan sólo la Tierra y Marte tienen satélites dentro de los planetas interiores, pero los planetas exteriores todos los tienen.

En el caso de La Luna, es el satélite más grande en proporción a su planeta y el quinto más grande del sistema solar. Este gran tamaño y su cercanía hace que su gravedad tenga mucha influencia en la Tierra como se produce en las mareas. Esta cercanía es la causa también de que parezca tan grande como el Sol y lo pueda tapar en los eclipses.

La Luna no tiene atmósfera y eso hace que su superficie esté plagada de cráteres producidos por los impactos de los meteoritos.

Su traslación alrededor de la Tierra y su rotación duran 28 días, es decir, que la Luna tarda 28 días en dar la vuelta a la Tierra y también 28 días sobre sí misma. Esto provoca que sólo veamos una cara de la luna, y que su cara oculta nunca la observemos.

Con respecto a su origen, la teoría más aceptada es que un objeto del tamaño de Marte impactó sobre la Tierra en los inicios de la creación del sistema solar. Como consecuencia de esto, una gran cantidad de materia quedó girando alrededor de la Tierra fusionándose y dando lugar a la luna.

La Luna, al igual que el resto de componentes del sistema solar que no son el Sol, no emite luz propia si no que refleja la de éste.

Asteroides

Los asteroides junto con otros objetos del sistema solar se consideran cuerpos menores. Son fragmentos sólidos que también orbitan alrededor del Sol y que provienen de la formación de los planetas rocosos (Mercurio, Venus, Tierra y Marte).

En su mayor parte se encuentran en el cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter.

Meteoritos

Los meteoritos son asteroides que entran dentro de la órbita de gravedad de los planetas o satélites y pueden o no impactar sobre éste. En el caso de la Tierra, cuando los meteoritos son pequeños y se eliminan en la atmósfera se convierten en lo que conocemos como estrella fugaz, los que no son estrellas fugaces pueden dejar cráteres por su impacto.

La procedencia de los meteoritos pueden ser por asteroides pueden seguir la misma órbita que un planeta y verse atraídos por éstos o por choques entre asteroides de los que uno puede caer a la Tierra.

Hay tres tipos principales de meteoritos: los sideritos, compuestos por una aleación de hierro y níquel; los litometeoritos, compuestos de silicatos; y los siderolitos, mezcla de los dos tipos. Los litometeoritos pueden ser condritas o acondritas, según contengan o no cóndrulos, unas estructuras esferoidales de varios milímetro de diámetro.

Los cóndrulos se interpretan como gotas fundidas durante las primeras colisiones que se produjeron en la nebulosa que dio origen a los planetas. En las acondritas, los cóndrulos, fueron destruidos en algún proceso que fundió total o parcialmente el meteorito. Por el contrario, las condritas carbonáceas poseen una distribución anormal de isótopos con respecto al sistema solar por lo que son valiosas para reconstruir la historia del sistema solar.

Los meteoritos pueden tener muy diversa influencia sobre la Tierra ya que pueden ser causa de grandes catástrofes como la extinción de los dinosaurios o pueden ser anecdóticos.

G. Costas
Licenciada en Biología con las especialidades ambiental y marina por la Universidad de Alicante.