Home / Química / Una nueva forma de capturar CO2 de la atmósfera

Una nueva forma de capturar CO2 de la atmósfera

La concentración de CO2 de la atmósfera no deja de aumentar y ya se encuentra en un momento crítico para poder mitigar los efectos del cambio climático. Los esfuerzos están orientados a reducir las emisiones de este gas de efecto invernadero y fomentar (y proteger) los sumideros de carbono.

En esta línea, un grupo de investigadores de la Universidad de Tuskegee han modificado y descubierto nuevos materiales basados en organismos vivos que podrían eliminar la concentración de CO2 de la atmósfera.

De acuerdo a sus investigaciones, sostienen que el uso de nanocelulosa de origen natural puede ser la clave para mitigar la concentración de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero de la atmósfera de una forma eficiente y barata.

El Dr. Michael L. Curry profesor asociado del departamento de Química de la Universidad de Tuskegee, y el estudiante doctoral Donald White han desarrollado una tecnología basada en materiales procedentes de residuos agrícolas llamados nanocelulosa. Esta nanocelulosa es capaz de capturar, adsorbe CO2, almacenar y liberar CO2 de la atmósfera sin ninguna influencia externa. Será muy interesante observar cómo realmente funciona esta forma de capturar CO2.

La nanocelulosa es un polímero formado por nanofibras de celulosa. Entre sus aplicaciones podemos encontrar como filtro para cualquier tipo de líquido incluida la sangre, fabricación de pantallas de dispositivos electrónicos, como biocombustible o para fabricar papel.

Este sistema evitaría los cambios en la gestión del territorio y el uso forestal, así como técnicas de geoingeniería para eliminar CO2 de la atmósfera.

La nanocelulosa es un material que puede ser encontrado en abundancia en este planeta. Usar este material para desarrollar nuevas tecnologías para la captura y almacenamiento de CO2 empujará los límites de la ciencia hacia el desarrollo de nuevos sistemas que promuevan una atmósfera más limpia y más fría.

explica Curry.

Materiales basados en plantas para capturar CO2

El proceso basado en nanocelulosas se basa en utilizar materiales basados en plantas que aparecen de manera natural como filtros para eliminar el peligroso dióxido de carbono de la atmósfera. Además, si esta nueva tecnología se utiliza como un medio para reducir el CO2, este material natural podría ser reutilizado en el medioambiente para la remediación.

El cambio climático ya está teniendo un enorme impacto en nuestra vida diaria en la economía. Las olas de calor, de frío o las sequías provocadas por el calentamiento global, pueden alterar de forma muy significativa las producciones agrícolas. También, las tormentas e inundaciones tienen efectos sobre la vida del ser humano.

Los niveles de CO2 seguirán aumentado a menos que se haga algo para contrarrestarlo. En abril, se reportó un nuevo record de 415 ppm de CO2, la concentración más alta de la atmósfera, muy por encima del histórico límite marcado de 350 ppm.

About G. Costas

Licenciada en Biología con las especialidades ambiental y marina por la Universidad de Alicante.

Un comentario

  1. ¡Genial noticia!
    Pero ojo con mezclar calentamiento global y cambio climático, que no es lo mismo.
    ¿La captura de CO2 de la atmósfera servirá solo para «mitigar los efectos del cambio climático»? ¿O tendrá también efecto en el deshielo de los polos, el aumento del nivel de los océanos, etc.?
    Porque cambio climático y los otros ejemplos expuestos están provocados por el calentamiento global que, a su vez, está provocado por el aumento del efecto invernadero, cuya causa se ha determinado que es el aumento de Gases de Efecto Invernadero en la atmósfera, entre ellos el CO2.

    Entonces, lo que queremos mitigar es el calentamiento global y todos sus efectos, o el cambio climático?

    ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

La newsletter de cienciaybiologia

¿Qué voy a encontrar aquí?

 

Introduce tu e-mail aquí: