Home / Salud / Gazpacho andaluz y tostadas con tomate para evitar ictus

Gazpacho andaluz y tostadas con tomate para evitar ictus

  • La dieta mediterránea que incluye tomate en muchos de sus platos es muy importante para mantener una buena salud cardiovascular
  • El consumo de tomate, aunque sea en suplementación a base de 7 mg, mejora los vasos sanguíneos y por tanto reduce de sufrir ictus e infartos.
  • Los ictus se deben a disminuciones importantes del riego sanguíneo en el cerebro por lo que la mejora en los vasos sanguíneos es fundamental
  • ictus-prevención-con-tomate-gazpacho
    Las enfermedades cardiovasculares como el ictus pueden prevenirse con tomate

No sé vosotros, pero yo todos los días desayuno mis tostadas con aceite de oliva, tomate y queso. Sin querer, parece ser que estoy manteniendo mi salud cardiovascular y reduciendo el riesgo de sufrir ictus, utilizando uno de los alimentos más típicas de la dieta mediterránea, el tomate en sus múltiples variantes. Ya sea en zumo, sopas frías como el gazpacho, en bocadillos, tostadas, ensaladas… el tomate es uno de los alimentos más típicos que se pueden tomar en la cuenca mediterránea.

De acuerdo a un estudio de la Universidad de Cambridge, un suplemento diario de un extracto que se encuentra en el tomate puede mejorar la función de los vasos sanguíneos en los pacientes con enfermedad cardiovascular.

La incidencia de las enfermedades cardiovasculares varía en todo el mundo, pero se ha reducido notablemente en el sur de Europa, donde predomina la ‘dieta mediterránea’ que consiste en un mayor consumo de frutas, verduras y aceite de oliva. En los últimos tiempos se está haciendo especial hincapié en la información sobre ictus: prevención y detección precoz para evitar secuelas graves.

Estudios nutricionales recientes sugieren que la dieta mediterránea reduce la incidencia de eventos relacionados con la enfermedad cardiovascular, incluyendo ataque cardíaco e ictus, en pacientes con alto riesgo cardiovascular, o los que han tenido previamente la enfermedad.

En gazpacho andaluz, zumos, tostadas… el licopeno del tomate para proteger contra los ictus

Uno de los componentes de la dieta mediterránea que se cree que desempeñan un papel en la reducción de este riesgo es el licopeno, un potente antioxidante que es diez veces más potente que la vitamina E. El licopeno se encuentra en los tomates y otras frutas, y su potencia parece aumentar cuando es consumido en puré (gazpachos o zumos), en salsa de tomate (¿cuántas salsas hay en la cocina española? ¡muchas!) o en presencia de aceite de oliva (unas tostadas con tomate y aceite para desayunar por ejemplo). Si bien existe una fuerte evidencia epidemiológica para apoyar el papel del licopeno en la reducción del riesgo cardiovascular, el mecanismo por el que lo hace no está claro.

En un estudio publicado en la revista PLoS ONE, los investigadores de la Universidad de Cambridge y de la Cambridge University Hospitals Nacional Health Service Foundation Trust demuestran un mecanismo por el cual ellos creen que el licopeno reduce el riesgo.

Dr. Joseph Cheriyan, consultor farmacólogo clínico y médico en el Hospital de Addenbrooke y Profesor Asociado en la Universidad de Cambridge, dice: “Hay una gran cantidad de investigaciones que sugieren que la dieta mediterránea – que incluye el licopeno presente en el tomate y otras frutas como componente – es bueno para nuestra salud cardiovascular. Pero hasta ahora, era un misterio cómo funcionaban los mecanismos subyacentes”.

Metodología de estudio para descubrir los beneficios del tomate con respecto a los ictus y enfermedades cardiovasculares

Los investigadores llevaron a cabo un estudio aleatorio, doble ciego, controlado con placebo, un ensayo de intervención que investiga los efectos del licopeno con un método estándar de medición de la función de los vasos sanguíneos llamado flujo sanguíneo del antebrazo, el cual es un factor predictivo de riesgo cardiovascular futuro. Treinta y seis pacientes de enfermedades cardiovasculares y treinta y seis voluntarios sanos recibieron ya sea Ateronon (un suplemento que contiene 7 mg de licopeno) o un tratamiento a base de placebo. Como era un ensayo doble ciego, ni los participantes del estudio ni los investigadores que dispensaban las píldoras eran conscientes de que el tratamiento se está proporcionando.

Los pacientes con enfermedad cardiovascular estaban tomando estatinas (medicamentos para reducir el colesterol). Sin embargo, a pesar de esto, todavía tenían una alteración de la función del endotelio – la capa interna de los vasos sanguíneos – en comparación con los voluntarios sanos.

Esta función está determinada por la respuesta de los vasos sanguíneos en el antebrazo a una molécula de origen natural llamado acetilcolina. La función endotelial predice eventos futuros, de manera que tiene un endotelio sano es un factor importante en la prevención de la evolución de la enfermedad cardíaca y de otras enfermedades como el ictus que se debe a una disminución brusca de la circulación sanguínea en el cerebro y que tiene secuelas muy graves, además de ser la tercera causa de muerte den Europa

Conclusiones del estudio

Los investigadores encontraron que 7 mg de licopeno mediante suplementación oral mejoraba la función endotelial normalizada en los enfermos, pero no en los voluntarios sanos. Se descubrió que:

  • El licopeno del tomate mejora el ensanchamiento de los vasos sanguíneos en más de la mitad (53%) en comparación con la línea de base en los que tomaban la píldora  placebo; la constricción de los vasos sanguíneos es uno de los factores clave que pueden conducir a un ataque cardíaco y accidente cerebrovascular.
  • El suplemento de licopeno del tomate no tuvo ningún efecto sobre la presión arterial, la rigidez arterial o los niveles de lípidos.

Hay que tener en cuenta que un vaso de zumo de tomate (o una ración de gazpacho) tiene hasta 23 mg de licopeno de acuerdo a Medline Plus, por lo que en la dieta diaria de cualquier persona que tome tomate habitualmente, los 7 mg están sobradamente incluidos.

“Hemos demostrado con toda claridad que el licopeno mejora la función de los vasos sanguíneos en los pacientes con enfermedad cardiovascular”, añade el Dr. Cheriyan. “Este estudio refuerza la necesidad de una dieta saludable en las personas con riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular. La ‘píldora de tomate’ diaria no es un sustituto de otros tratamientos, pero puede proporcionar beneficios adicionales cuando se toma junto con otros medicamentos.

Sin embargo, no podemos responder si esto puede reducir las enfermedades del corazón – esto necesitaría ensayos mucho más amplios para investigar los resultados con más cuidado “.

El profesor Jeremy Pearson, director médico asociado de la Fundación Británica del Corazón, dice: “la función endotelial alterada es un predictor conocido de mayor riesgo de enfermedad cardíaca futura Es necesario seguir trabajando para entender si los efectos beneficiosos observados en este pequeño estudio se traducen en un beneficio clínico para los pacientes en riesgo”.

About Ciencia y biologia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *